Pirateria en Latinoamerica

16 Agosto 2018 / by  Baudelio hernández y Asociados, SC - MEXICO

En materia de piratería en relación a la Propiedad Intelectual, especialmente en la producción de CD’s, películas y libros, las cosas están empeorando día con día y las autoridades no le hayan la cuadratura al círculo, es decir que no le hayan una solución al problema y no es que no quieran y en recientes encuestas relazadas, la gente preferiría comprar un CD’s, películas o libro original y no un pirata sin garantía y en la calle bajo las mantas.

La verdad se acentúa cuando vemos que las autoridades han sido rebasadas en los países del llamado tercer mundo y solo por mencionar en general diré que eso acontece en todos los países de Latinoamérica incluyendo el Caribe y en menos grado en Canadá y USA que también tienen lo suyo pero en una escala verdaderamente reducida en los mercados de pulgas en donde los americanos se dan vuelo comprando a precios bajos productos pirata producidos en China y otras partes del mundo, producidos también en USA y Canadá pero en forma muy limitada debido a su organización contra la delincuencia y desde luego a su ingreso per - capita que no tiene relación con el ingreso de los demás países aquí referidos.

En Maracaná (estadio de fútbol), el día 20 de Enero se triturarán un millón de CD’s piratas, me parece muy bien ya que es mercancía producida ilegalmente por bandas de piratas y de traficantes de mercancía proveniente principalmente de los países de Asia y/o de delincuentes organizados para delinquir en grandes escalas usando gente que:

  1. Necesita de trabajo dado que las condiciones de desempleo los obligan a buscar la manera de ganar dinero y la piratería es un refugio a eso desempleados en los países que no generan suficientes empleos para evitar este mal llamado “piratería”.
  2. Aprovechando la corrupción que es un lastre que no se puede erradicar en los países pobres ni en los ricos, pero que en los primeros es notable y peligrosa.
  3. Usando a gente pobre y necesitada.

Así las cosas, me parece que es tiempo de buscar soluciones que ayuden a la gente y que participe la propia agrupación afectada con el problema de la piratería, esto es que las productoras de CD’s, películas y libros, se unan no para una guerra contra los vendedores de piratería en pequeño sino contra las mafias organizadas y ya hay empresas que han entendido este problema y que lo han evaluado no para pasarle la bola a las autoridades sino para defenderse de una manera tal que sean ganadores todos menos los delincuentes…como? Es una pregunta difícil de responder y la respuesta es compleja e implica una labor y un reto espectacular de las empresas y de los gobiernos.

El asunto es que los vendedores de piratería, componen el más alto porcentaje del mercado gris en CD’s, películas y libros sino también en vestuario, calzado, etc., no obstante hay empresas que han llamado a los vendedores callejeros o al dirigente de su organización y les han propuesto venderles los CD’s de música originales a un precio 70% abajo del precio de mercado con dos condiciones:

1.- Que se inscriban al padrón de pagadores de impuestos para que les puedan vender la mercancía a los precios rebajados pero facturando las ventas para que todo sea legal.

2.- Que hagan publico que venden productos originales.

La empresas saben que ganan menos, pero también saben que no pierden, los gobiernos tienen la obligación de facilitar el registro de esas personas para que paguen impuestos sobre lo que consumen o compran (IMPUESTO AL CONSUMO) dejando la burocracia que es otro grave problema y este esquema funcionaría para CD’s, películas y libros sino también en vestuario, calzado, etc. Sabemos que no es la panacea y que el problema seguirá pero en menor escala y que los beneficios a largo plazo serán buenos.

Mas acciones como esta y mas opiniones de los profesionistas del área siempre ayudarán a las mayorías y a solucionar lo problemas nacionales…no les parece y a los involucrados les recuerdo que “Mas vale un arreglo mediado que un juicio de nunca acabar”

Baudelio Hernández. MEXICO, Enero 20, 2005.